Jueves 04 junio, 2015 | 05:00 pm 

Para considerar posibles escenarios y estrategias que nos permita impulsar nuestras exportaciones y alcanzar un alto ritmo de crecimiento económico, es importante ubicarnos en el contexto internacional, más aun considerando nuestra fuerte dependencia a los factores externos.

Según el FMI, el PBI global crecerá en 3.5 % en el 2015, casi igual que el 3.4% del 2014, y para el 2016 se espera un avance de 3.8%, todavía debajo del promedio de 4% registrado en el periodo 1997-2006.

Sin embargo este crecimiento será desigual y tendrá lugar en el marco de un ambiente altamente volátil. En términos generales los países desarrollados en conjunto están incrementado su ritmo de crecimiento, liderados por EE.UU y en menor escala por la lenta recuperación de la zona euro.

En contraste, se mantendrá la desaceleración de los países en desarrollo, los cuales siguen liderados por los países asiáticos, en tanto América del Sur tendría una performance muy pobre arrastradas por el decrecimiento de Brasil, Argentina y Venezuela lo que incidirá negativamente en el comercio a nivel de la región.

Por su parte India, la posible nueva locomotora, sobrepasaría con 7.5 % a la China, que es nuestro principal mercado para las exportaciones de minerales, que continua con desacelerándose y crecería solo un 6.8%.

Este marco internacional, explica en parte la persistente caída de nuestras exportaciones, desde el pico del 2011 (US$ 46,350 millones) hasta el 2014 (US$ 38,486 millones), descenso que se debe fundamentalmente a la caída de nuestros despachos tradicionales. Así mismo, exceptuando el sector agroexportador, las no tradicionales se mantienen relativamente estancadas, mostrando una fuerte desaceleración desde los últimos meses del 2014, tendencia que se acentuó en el primer cuatrimestre del 2015.

Resulta paradójico que tengamos tratados comerciales con 52 países, que los exportadores participen en más de 60 ferias al año y en numerosas misiones comerciales, explorando activamente los mercados internacionales, y, sin embargo, nuestros envíos con valor agregado se mantengan relativamente estacionarios en los últimos años.

Esto nos indica que también existen factores internos. Por ejemplo, en el caso de las menores exportaciones tradicionales, en particular de los minerales y de los hidrocarburos, si se hubieran puesto en marcha o no se hubieran retrasado diversos proyectos, los mayores volúmenes hubieran compensado los menores precios. Esto demuestra una falta de visión del gobierno.

En el caso de los despachos no tradicionales, el Perú no ha podido aprovechar las muy amplias posibilidades que ofrecen los mercados internacionales, en especial los generados por los TLC, por nuestro pobre nivel de competitividad. De acuerdo al World Economic Forum (WEF), en el ranking de competitividad pasamos de la posición 61 en el 2014 a la 65 en 2015, de un total de 144 países. Como referencia, Chile se ubica en la posición 33 (dos veces más competitivo que el Perú).

Por otro lado, según el reciente ranking de competitividad del IMD, Perú perdió 11 posiciones en relación al 2011 y pasamos de la posición 50 en el 2014 a la 54 en el 2015, de entre un total de 61 países. En este ranking Chile se ubica en la posición 35.

En tal sentido, y con el objetivo de retomar el dinamismo de nuestras exportaciones, así como el ritmo de crecimiento de nuestra economía, la generación de empleo y consiguientemente reducir la pobreza e informalidad, ADEX propone algunas medidas de urgencia que creemos pueden aportar a revertir esta situación.

Una de ellas es la elevación del drawback al 8%, tal como se hizo en el 2009, con lo que el número de empresas exportadoras aumentó en 295 y no como actualmente que se redujo en 213 (entre enero y marzo) como efecto de la reducción del drawback al 4%. Otras medidas son la simplificación tributaria en materia del IGV, poner en marcha líneas de crédito especiales para el sector exportador y acelerar la reducción de sobrecostos.

También planteamos medidas para combatir la informalidad y fomentar la competitividad, como la reforma tributaria, flexibilización laboral, incentivos para la formalización, promoción de inversiones y exportaciones con énfasis en la diversificación de productos y mercados, medidas para promover la competitividad y la productividad, impulsar programas de desarrollo de exportaciones sectoriales, y la reforma del Estado, incluyendo el acercamiento de las instituciones públicas con el sector privado, entre otras.

Comentarios  

0 #3 Trucoteca 26-07-2015 03:08
 Yo pienso que el videogame de consolas esta
valorado de mas, ajnque entretiene maravillosamente
Citar
0 #2 JOSE DARIO DUEÑAS SA 25-06-2015 05:05
Estimado Eduardo, en ultimo párrafo el planteamiento que ofrece ADEX son necesarios para crecer, el Perú debe copiar lo bueno y mejorarlo si es posible, entonces porque no copiar lo que han desarrollado otros países y como están ahora sus exportaciones. Es cierto que mucho de los acuerdos comerciales no están siendo aprovechados por muchos factores. Uno de ellos es capacitación a las empresas, como llegar al mercado europeo, o al asiatico, cuales son las herramientas en materia de marketing, protocolo de negocios, etc para INTERNACIONALIZAR una empresa. El Estado debe articular politicas de crecimiento y desarrollo para capitalizar el talento humano, impulsar politicas de de estado en materia de exportacion, Existe mucho por hacer y ademas estamos a menos de un año de elecciones donde este punto debe estar en agenda. Es importante para el pais y sobre todo por mejorar la calidad de vida de millones de peruanos
Citar
0 #1 RUBEN DARIO RUIZ 08-06-2015 15:53
ESTOY INTERESADO ME GUSTARIA EXPORTAR CEBOLLA A COLOMBIA
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar